Animales en peligro de extinción en Japón

Japón país Asiático con un gran aumento de animales en peligro de extinción, su mayor problema la cantidad de especies utilizadas en la alimentación y la sobrepesca (La pesca excesiva realizada por los japoneses sobre peces y mariscos, acarrean efectos devastadores en éste país asiático. ¡La buena noticia es que desde hace un tiempo ya están contribuyendo a erradicar este elevado aumento!

Animales-salvajes-de-japón

En el mundo actual la extinción de especies de animales está aumentando cada vez más, Japón es uno de los países que tiene un nivel alto de animales en extinción, pero actualmente se pueden encontrar, buenas acción humanas para mejorar y contrarrestar las numerosas especies que se pierden en este país asiático, y que han puesto en peligro el medio ambiente y numerosas especies de animales. Para esta medida están colaborando con la creación de bancos de espermas de animales en peligro de extinción en Japón. ¡Enhorabuena!

  • La salamandra oriental de Sato (Hynobius abei), es una especie de anfibio endémico del Japón, hábitat natural: bosques templados, ríos y marismas.
  • La salamandra oriental de Dunn (Hynobius dunni), es una especie endémica del Japón y considerada en peligro de extinción por la pérdida de hábitat.
  • Namiye’s Frog, Limnonectes namiyei, especie de anfibio anuro del género Limnonectes de la familia Dicroglossidae.
  • Hemicordulia ogasawarensis es una especie de libélula de la familia Corduliidae. Es endémica de Japón, se encuentra en peligro de extinción.
  • Pteropus pselaphon es una especie de murciélago de la familia Pteropodidae. Endémica del Japón, está en peligro crítico de extinción.
  • Rhinolophus imaizumii es una especie de murciélago de la familia Rhinolophidae (peligro de extinción)
  • El gato de Iriomote, felino salvaje del tamaño de un gato doméstico, endémico de la isla japonesa de Iriomote.
  • Conejo de Amami, de Ryukyu o de orejas cortas considerado en peligro de extinción

Y sobre todo el símbolo de Japón el Panda.

Deja un comentario